¿Cómo funciona una fachada ventilada?

Uno de los sistemas más utilizados para fachadas, tanto en obra nueva como en rehabilitación de edificios es la fachada ventilada. La fachada ventilada se caracteriza por ser un sistema constructivo que consiste en la instalación de un revestimiento exterior separado de la estructura del edificio, creando una cámara de aire que permite la circulación natural del aire.

Este sistema está compuesto por:

  • Hoja interior, que en el caso de las obras de rehabilitación será la fachada existente.
  • Aislamiento térmico, colocado por el exterior de la fachada existente (en el caso de obras de rehabilitación), lo que permite eliminar los puentes térmicos que pudiera tener el edificio original.
  • Cámara de aire ventilada.
  • Revestimiento exterior, soportado mediante una subestructura que permite crear esa cámara de aire.

El éxito de las fachadas ventiladas se debe a sus múltiples ventajas:

  • Alta durabilidad.
  • Rápida instalación.
  • Fácil mantenimiento.
  • Aislamiento térmico.
  • Aislamiento acústico.

Además, las fachadas ventiladas son un sistema con una alta eficiencia energética, porque se adaptan a las condiciones meteorológicas tanto en verano como en invierno.

 

Tabla de contenidos

¿Cómo funciona una fachada ventilada en verano?

  • El revestimiento exterior funciona como barrera frente a la radiación solar, reflejando parte de esta. La cantidad de radiación solar reflejada dependerá del tipo de revestimiento: material, color, etc.
  • La radiación solar que no ha sido reflejada, se transmite a la cámara de aire. El movimiento del aire en la cámara favorece que se expulse parte de este calor. Esto se debe a una corriente ascendente de aire caliente (efecto chimenea) que se expulsa de forma constante por la parte alta de la fachada o a través de las separaciones de las piezas del revestimiento exterior.
  • El aislamiento térmico limita el paso del calor restante hacia el interior de las viviendas, lo que se traduce en un mayor confort interior y en una disminución del consumo energético en climatización.

¿Cómo funciona una fachada ventilada en invierno?

  • El aislamiento térmico reduce la pérdida del calor generado en el interior de las viviendas hacia el exterior, favoreciendo el confort en las viviendas y reduciendo el gasto de calefacción. Este aislamiento cobra especial importancia en determinadas zonas de las fachadas por evitar o eliminar (en caso de obras de rehabilitación) los puentes térmicos, que son uno de los puntos de pérdida de calor más importantes del edificio y que pueden ser origen de  humedades en el interior de las viviendas.
  • En caso de lluvia, nieve o granizo, el revestimiento exterior de la fachada ventilada protege tanto el aislamiento térmico como la hoja interior de la fachada. El revestimiento evitará que la mayor parte del agua penetre en la fachada y, en caso de que se infiltren pequeñas cantidades de agua, esta será dirigida al exterior o se evaporará en la cámara de aire antes de entrar en contacto con el material aislante, evitando así reducir su resistencia térmica. 
  • La circulación de aire en la cámara también garantiza que el material aislante permanezca seco, evitando que se produzcan condensaciones en este.
  • Además, la ubicación del aislamiento térmico hacia el exterior del cerramiento, permite aprovechar la inercia térmica de la hoja interior. Esto es especialmente interesante en las rehabilitaciones de edificios, donde la fachada existente pasa a ser esta hoja interior y están compuestas habitualmente por materiales pesados con alta inercia térmica. 

De esta forma, el calor generado en el interior de las viviendas se absorbe en la hoja interior durante el día (cuando el espacio interior está calefactado) y se devuelve hacia la vivienda durante la noche (cuando la temperatura interior baja al desconectar la calefacción).

 

Todo esto hace que la fachada ventilada sea una solución más que interesante a tener en cuenta para nuestro edificio, porque permite mejorar el confort en el interior de las viviendas y reducir gastos en el consumo de calefacción y refrigeración. 

Contacta con nosotros si estás interesado en que te ayudemos en la rehabilitación de tu edificio y visita nuestra web para obtener más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *