Ventajas de la lana de roca en sistemas de fachada ventilada

En post anteriores os hemos hablado del sistema de fachada ventilada como una solución muy innovadora tanto en edificación nueva como en rehabilitación, y también os hemos detallado tanto su funcionamiento como la versatilidad de acabados que permite, siendo un sistema el cual logra un potencial de ahorro energético de hasta un 30 % superior respecto a los sistemas tradicionales.

A continuación, vamos a hablar de un material aislante que resulta muy efectivo a la hora de introducir en nuestras fachadas ventiladas, y del que también podéis encontrar más información en nuestro blog: la lana de roca.

Tabla de contenidos

¿Qué ventajas tiene como material la lana de roca?

La lana de roca es un material aislante proveniente del basalto y fácilmente reconocible gracias a su apariencia fibrosa, y que se comporta de forma idónea ante las distintas exigencias constructivas y energéticas de nuestros edificios.

  • Se trata de un material hidrófugo y no capilar por lo que no absorbe agua, mientras que su estructura celular abierta lo hace permeable al vapor de agua, cualidades idóneas para el equilibrio hidrotérmico de nuestras fachadas.
  • Se califica como un material incombustible euroclase A1, que aparte de no emitir ni generar gases tóxicos durante la combustión, tiene un mejor comportamiento frente a la propagación de incendios.
  • Por último, a diferencia de muchos otros materiales aislantes, es un gran aislante acústico que puede llegar a garantizar hasta 5 dBA de aislamiento.

Sistema de fachada ventilada con lana de roca.

Siendo ya de por sí un material más eficiente, al emplear la lana de roca como aislante en un sistema de fachada ventilada conseguimos otras ventajas adicionales:

  • Gracias a su comportamiento frente al agua se evita la aparición de condensaciones en el interior de la fachada, en la cara interna de la cámara de aire.
  • Gracias a su comportamiento frente al fuego se evita la propagación exterior del fuego en caso de incendio, un problema posible debido al efecto chimenea que genera la cámara de aire, y que se soluciona gracias a la baja combustibilidad del material. 

Por su parte, el fabricante Rockwool ha desarrollado un innovador sistema de fachada ventilada con paneles de lana de roca de doble capa, cuyas caras poseen distinto espesor y densidad.

  • Cara superior rígida (100 Kg/m3): dota al panel de mayor resistencia.
  • Cara inferior flexible (40 Kg/m3): dota al panel de mayor adaptabilidad

Las condiciones de alta densidad del panel en su capa exterior aumentan la resistencia del mismo ante la lluvia y ante la acción del viento, evitando que se desfibre, y eliminan el posible efecto “ola” durante la instalación gracias a la rigidez que otorgan al conjunto.

 

Instalación de fachada ventilada con lana de roca.

La instalación del sistema Ventirock Duo de Rockwool es rápida y efectiva. Los paneles garantizan su estabilidad dimensional gracias a una sola fijación, sin necesidad de emplear mortero, y pueden ser instalados por un solo operario gracias a la facilidad de corte del material. Además, las condiciones de la cara menos densa del panel dotan al mismo de una gran adaptabilidad frente a las imperfecciones de la obra.

El proceso constructivo es similar al de cualquier otra fachada ventilada:

  • Se fijan las ménsulas al soporte, se acoplan los paneles de lana de roca entre ellas a presión y finalmente se añade una única fijación metálica por panel. Posteriormente 
  • Se anclan los perfiles verticales de la subestructura de la fachada a las ménsulas y se reciben así los perfiles horizontales y el acabado de paneles de la fachada.

Sectorización de incendios con lana de roca.

En edificios en altura nos podemos encontrar dos tipos de exigencias de sectorización en altura:

  • Entre plantas con usos y actividad diferentes.
  • Entre plantas de mismo uso pero que por exceder la altura máxima establecida en el CTE DB SI es exigible una sectorización vertical.

En ambos casos la sectorización horizontal afecta también a las fachadas, que deben cumplir una serie de condiciones que eviten la propagación exterior de un incendio.

Para ello el fabricante Rockwool ha desarrollado las barreras SP Firestop OSCB EI60 y EI120, que se adecúan para la sectorización en sus sistemas de fachada ventilada Ventirock Duo. Estas barreras están formadas por una banda intumescente fijada a un panel de alta densidad de lana de roca, y están diseñadas para colocarse de forma transversal a los paneles verticales de lana de roca de la fachada y rellenar parcialmente la cámara de aire

Si desea conocer más sobre este sistema de fachadas no dude en contactar con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *