montaje_mantenimiento_fachada

Montaje y mantenimiento de una fachada ventilada

La fachada ventilada es un sistema muy habitual tanto en obra nueva con en rehabilitación en el que el aislamiento se coloca en el exterior de la hoja principal de la fachada, mediante una subestructura sobre la que apoya el panel de acabado, creando así una cámara de aire entre el aislamiento y el nuevo cerramiento.

Para que la rehabilitación de una fachada con este sistema resulte exitosa se debe realizar el montaje correctamente, además de ejecutar un mantenimiento adecuado.

Tabla de contenidos

Montaje de una fachada ventilada

Este sistema depende en gran medida de la calidad de la instalación. Para garantizar que la obra se ha realizado correctamente se recomienda seguir las siguientes pautas:
  • Realización de un proyecto previo en el que se ha estudiado la geometría de la fachada y evaluado su material y estructura para elegir un sistema de fachada ventilada acorde a las condiciones del edificio, comprobando que se cumple con la normativa vigente.
  • Realizar ensayos previos la obra para comprobar la viabilidad de los anclajes del sistema de fachada ventilada.
  • Seguir el proceso de montaje del manual de instalación de la marca.
  • Que el personal que realiza el montaje está debidamente formado y dispone de la homologación necesaria.
  • Que el sistema de fijación elegido es el correcto para la estructura y soportes del edificio ya que van a ser estos los que sustenten la fachada ventilada y que cada pieza (anclajes, perfiles, panel aislante, panel de acabado, tornillería, adhesivos) se ha montado de manera adecuada.
Esta parte depende de los arquitectos y diversos técnicos que han realizado el proyecto y que deberán realizar visitas de obra para confirmar que la obra se ha ejecutado correctamente, verificando el montaje durante las distintas fases.

Mantenimiento de una fachada ventilada

Aunque la obra se haya realizado sin ningún problema es recomendable y necesario realizar tanto un mantenimiento periódico como un chequeo. De hecho, en la norma UNI 11018:2003 se recogen una serie de criterios para un plan de mantenimiento de la fachada ventilada. En este plan se debe incluir:
  • Registro de Inspecciones: disponer de un registro detallado de todas las revisiones y trabajos de mantenimiento realizados.
  • Programa de Reemplazo: establecer un programa para sustituir aquellos elementos que con el tiempo muestren signos de desgaste.
  • Equipo de mantenimiento: que el personal contratado esté especializado en trabajos de mantenimiento e inspecciones.

Plazos para el manenimiento de fachadas ventiladas

Lo primero es que cualquier fachada de un edificio está expuesta a los agentes climáticos y otros factores de riesgo que con el tiempo la van debilitando y desgastando y, aunque en general las fachadas ventiladas tienen un nivel de resistencia y conservación elevado, es necesario chequear el sistema. Para ello hay unos plazos definidos:
  • Examinar las condiciones del revestimiento y de cada punto cada tres años.
  • Comprobar si hay grietas y hendiduras pequeñas cada cinco años.
  • Inspeccionar la cámara de ventilación cada diez años.
Además de estas operaciones de seguimiento de las fachadas, también hay que tener en cuenta las indicaciones del fabricante de la marca usada y seguir lo que indica el plan de mantenimiento específico del sistema de nuestra fachada ventilada.

Revisiones periódicas de fachadas ventiladas

En este aspecto es recomendable realizar otra serie de revisiones periódicas:
    • Revisión visual de las juntas, puntos singulares, o cualquier incidencia que haya podido tener durante o tras la obra y no haya sido detectada como daños en el acabado, presencia de humedades u otras deficiencias.
    • En un plazo de entre 2 y 5 años (dependiendo de la contaminación y otros factores), personal cualificado deberá realizar una limpieza de la fachada con agua a presión siempre garantizando que no se dañará el acabado de la fachada y solo se usarán los productos de limpieza recomendados por la marca.
En comparación con otros sistemas, la fachada ventilada tiene un mantenimiento bajo, y a largo plazo el correcto mantenimiento prolonga su vida útil. Contacta  con nosotros si estás interesado en que te informemos con tu rehabilitación con fachada ventilada y navega por nuestra web  para conocer otros sistemas de aislamiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *