Elementos prefabricados en rehabilitación de fachadas

Elementos prefabricados en rehabilitación de fachadas

En los edificios de más de 20 años de antigüedad es habitual encontrar que las zonas que más desgaste y degradación presentan son las de frentes de forjado, vierteaguas, albardillas, barandillas y otros remates. 

Estas zonas suelen tener geometrías más singulares y a la hora de rehabilitar fachadas cada es más común encontrar instalados elementos prefabricados. Esta opción destaca por la agilidad y la eficacia en la ejecución y la facilidad de adaptación a formas y diseños singulares, permitiendo personalizar las piezas prefabricadas.

Tabla de contenidos

¿Qué son los elementos prefabricados y cómo se aplican en rehabilitación?

Los elementos prefabricados son componentes de construcción fabricados en condiciones controladas en una fábrica y luego transportados al sitio de construcción para su instalación. En el caso de rehabilitación de fachadas las soluciones más destacadas son las referentes a frentes de forjado, albardillas, barandillas, vierteaguas, remates y otros elementos constructivos que pueden ser personalizados según las necesidades específicas de cada proyecto. 

Empresas como ULMA son especialistas en el desarrollo de piezas prefabricadas de hormigón polímero de todo tipo de formas y dimensiones y con altas prestaciones de durabilidad y calidad. 

Y gracias a los avances en el desarrollo de materiales con mejores prestaciones se consiguen piezas de hormigón menos pesadas que consiguen imitar la imagen original del edifico mejorándolo:

Foto izquierda: estado previo, foto derecha: estado reformado

Este tipo de soluciones son muy interesantes también para edificios protegidos, antiguos, con molduras o con algún tipo de elemento distintivo que se quiera mantener.

En cuanto al uso de aislamiento, empresas como Baumit están desarrollando soluciones que permiten imitar las molduras, cornisas y otros remates (perfiles Austrotherm) a la vez que se mantiene la continuidad del aislamiento.

 

Ventajas de los elementos prefabricados en la rehabilitación de fachadas:

  • Rapidez y Eficiencia: Una de las principales ventajas de utilizar elementos prefabricados es la rapidez con la que se puede completar el proyecto de rehabilitación. Al ser fabricados fuera del sitio, se reduce significativamente el tiempo de construcción en comparación con los métodos tradicionales, lo que minimiza las molestias para los residentes y permite una pronta ocupación del edificio rehabilitado.
  • Coste controlado y transparente: En las obras es habitual que surjan imprevistos y complicaciones en la ejecución, provocando una pérdida de calidad, de tiempo y de dinero. El uso de elementos prefabricados permite una planificación más precisa del coste, ya que se eliminan muchas de las variables asociadas con la construcción. Esto ayuda a mantener el proyecto dentro del presupuesto establecido.
  • Personalización y Variedad de Diseño: Los elementos prefabricados ofrecen una amplia gama de opciones de diseño y acabado, lo que permite adaptar la fachada rehabilitada al estilo y la estética deseados. Desde texturas y colores hasta formas y patrones, la personalización es casi ilimitada, lo que le brinda la oportunidad de darle a su edificio un aspecto único y distintivo. 
  • Durabilidad y Bajo Mantenimiento: Fabricados con materiales de alta calidad y sometidos a estrictos controles, los elementos prefabricados son inherentemente duraderos y resistentes a los elementos. Esto significa que su fachada rehabilitada requerirá menos mantenimiento a lo largo del tiempo, lo que resulta en ahorros adicionales tanto en tiempo como en costos a largo plazo.
  • Estética: Al haberse fabricado en un entorno controlado con las mejores condiciones, el resultado ha sido cuidado al máximo. También al ser más fáciles de instalar, los productos prefabricados consiguen un acabado más limpio. Además, al ser materiales duraderos la imagen del edificio reformado se mantendrá durante más tiempo.

Desventajas y consideraciones:

  • Logística y Transporte: El transporte de elementos prefabricados puede requerir planificación adicional y equipos especializados, especialmente si el acceso al sitio de construcción es limitado o está restringido por regulaciones locales. Esta problemática implica que hay que tener un control y coordinación medida con los proveedores, constructores y contratistas para evitar retrasos y contratiempos durante el proceso de entrega e instalación en obra.
  • El precio: Al ser piezas construidas en taller y de alta calidad, su precio es más elevado que el de otras soluciones y en ocasiones se precisa de mano de obra especializada. Si además de esto se han diseñado piezas a medida el precio subirá en función de la complejidad de estas.

Recomendaciones

En resumen, los elementos prefabricados son una opción para considerar en la rehabilitación de fachadas debido a su eficiencia, rapidez, versatilidad y durabilidad. Sin embargo, es importante tener en cuenta las limitaciones y consideraciones logísticas asociadas con este enfoque. Con la orientación adecuada y la colaboración con profesionales de la industria, pueden lograr una transformación exitosa de su edificio que mejore tanto su apariencia como su funcionalidad a largo plazo.

Contacta con nosotros si estás interesado en que te ayudemos a rehabilitar tu edificio y visita nuestra web para ampliar información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *